Movimientos Formativos

“El Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado, favorece el desarrollo de la conciencia de misión, en la convicción que todos pueden vivir más humanamente, desde la adhesión y compromiso con el Evangelio de Jesucristo.  Promueve una sólida formación humana, cristiana y académica, con una reconocida tradición deportiva, cultural y de posicionamiento a nivel nacional”. Proyecto Educativo Institucional.

Capítulo Primero, Fase Filosófica. Punto 4. Identidad del Colegio

El Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado, como parte de su propuesta formativa integral, cuenta con diversas estrategias y acciones complementarias, tendientes a impartir una educación que asuma las diversas dimensiones que constituyen a la persona de los estudiantes. Uno de ellos, son los movimientos formativos.

Los movimientos formativos del Colegio son espacios que posibilitan el crecimiento y desarrollo de sus participantes. Su propósito es el acompañamiento y maduración de la fe de los distintos participantes, los cuales tienen la oportunidad de recibir formación humana y cristiana, a partir de la riqueza que aporta la tradición y espiritualidad del Colegio y los principios que orientan a los propios movimientos.

A lo largo de los años, los movimientos formativos del Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado han sido un lugar en el que cientos de estudiantes han desarrollado la autonomía, el espíritu de cuerpo, el valor de la amistad y el compromiso.

Infancia Misionera

¿Qué es Infancia Misionera?
Infancia Misionera es una Obra del Papa, que promueve la ayuda recíproca entre los niños de todo el mundo. En esta obra los niños ejercen como pequeños misioneros y son protagonistas de la Evangelización. Infancia Misionera da a los niños un papel protagonista en el servicio misionero: ellos son los agentes, donantes y receptores de la tarea misionera.
Con el lema “Los niños ayudan a los niños” Infancia Misionera es una escuela de fe y de solidaridad.

Historia de la Infancia y Adolescencia Misionera
La Obra de la Infancia Misionera fue fundada en 1843, por un Obispo francés, monseñor Carlos Augusto de Forbin-Janson, obispo de Nancy (Francia), motivado por las cartas y noticias de misioneros que le escribían, sobre todo desde China, contándole la difícil situación de las niñas de ese país.

Fue así como comenzó a pedir ayuda y de acuerdo con Paulina Jaricot, que en 1822 había fundado la Obra de la Propagación de la Fe, pensó en otra obra en la que los niños cristianos ayudarían a los niños de los países de misión, con sus oraciones y algo de dinero al mes. ¡Ayudar a los niños a través de los niños!

Cuando monseñor Forbin-Janson murió en 1844, la “Santa Infancia”, hoy “Infancia Misionera”, agrupaba a niños de 65 diócesis de Europa, y pronto se extendió también por América, Oceanía, Asia y África. Actualmente está presente en más de 117 países. Hoy, son millones de “pequeños misioneros” distribuidos en parroquias, escuelas y movimientos de los cinco continentes donde está presente la Infancia Misionera.

Este movimiento a nivel diocesano ha sido parte de parroquias y establecimientos educacionales, donde nos acompaña el lema: “de los niños del mundo siempre amigos”. La Infancia misionera en el colegio seminario Padre Alberto Hurtado inicia desde los años 90 donde muchos estudiantes han sido parte de esta misión e historia.

En Infancia Misionera utilizamos algunos signos que hacen visible nuestro lema y misión, algunos de ellos son: el pañolín de color amarillo, un distintivo de infancia misionera, un altar de infancia y un rosario que lleva los cinco colores que representan los continentes de todo el mundo.

Los invitamos hacer parte de esta misión
“de los niños del mundo siempre amigos”.

Personas que acompañas a los estudiantes en el movimiento de formación de la Infancia Misionera

– Esteban Muñoz Orsi (capellán)
– Verónica González Villablanca (asesora general)
– Carmen Gloria Acuña Due (asesora)
– Mabel Soto Pacheco (asesora)
– María Parada Godoy (asesora)

Áylluku

Áylluku nace en Pentecostés de 2003, para acompañar a los niños de 5° a 8° básico, en aquella etapa ciclo básico, con un movimiento que tuviera como referente a Padre Hurtado. En sus fundamentos y modos de proceder, participaron un grupo importante de directivos, y profesores, más el aporte de los capellanes de la época.

Nuestro Nombre: tiene raíz Aymará y es una palabra compuesta:

Ayllu significa “Comunidad” y la sílaba ku es la inicial de la palabra Kusisita, adjetivo que significa feliz, contento, alegre…

Nuestro Lema es: “Acoger, Amar y Servir”

En conjunto expresan el deseo de compartir la vida en comunidad y reflejar el espíritu alegre en la existencia, reflejado en la experiencia de vida de San Alberto.
De hecho, nuestro “Proyecto Educativo Institucional declara su adhesión a la espiritualidad hurtadiana que implica un estilo de vida según los principios que motivaron la existencia misma de nuestro Santo Patrono: su gran amor a Jesucristo; su sentido de fidelidad a la Iglesia, su activa vida apostólica, su “magis” o “siempre más”, su sentido de compromiso social y su forma de vivir la vida…” Contento Señor Contento” “Qué haría Cristo en mi lugar”

En nuestra metodología de trabajo, el” juego” cobra relevancia por la edad de los niños y porque es una efectiva herramienta de comunicación recreativa socioafectiva y de aprendizaje. Por supuesto sin despreocupar los momentos de oración y encuentro con Cristo.

“No basta sonreír para vivir contentos nosotros. Es necesario que creemos un clima de alegría en torno nuestro. Nuestra sonrisa franca, acogedora será también de un inmenso valor para los demás”. (San Alberto Hurtado).

El norte de nuestro movimiento es Cristo y su mensaje de salvación. Nuestro modelo para buscar a Cristo, San Alberto. Así lo refleja claramente nuestro logo de Movimiento.

DECÁLOGO.

  1. Tener a Dios como el centro y único fin de nuestra vida.
  2. Vivenciar la oración y la Eucaristía.
  3. Seguir al Padre Hurtado como modelo de vida.
  4. Ser responsable en todas las actividades escolares, cotidianas y de la
    comunidad.
  5. Esforzarse en cumplir las metas.
  6. Estar siempre dispuesto a dar una mano al prójimo y los amigos.
  7. Tener buena convivencia con todas las personas.
  8. Tener personalidad firme y la capacidad de decir que no.
  9. Respetar a los demás, a sí mismo y a toda forma de vida en la creación.
  10. Ser servicial, alegre y feliz ante todo.

En la actualidad atendemos a niños de 4° a 6° básico y a un grupo de estudiantes de enseñanza media que siguieron comprometidos con el movimiento y que han asumido el papel de “hermanos mayores”, acompañando y organizando actividades en conjunto con los asesores. Cabe señalar que ha sido de gran alegría para nosotros, trabajar con estudiantes con necesidades educativas especiales, que de una u otra forma, se han sentido acogidos en el movimiento.

Los asesores del Movimiento Áylluku son:
• Andrea Padilla Vásquez
• Richard Ferrada Sotomayor
• Ramón Ríos Miranda

2019

Arkontes

“Una nueva flor ha brotado, sangre joven siempre lista para una
historia de más de 2000 años”.

Arkontes, nace hace 36 años, en un campamento de primavera, en septiembre de 1980 en la localidad San Matías a partir del Movimiento de Formación Jesuita, Pioneros. Diecisiete jóvenes, acompañados por su asesor espiritual y asesor general Jorge Contreras reciben los primeros pañolines, dando vida a este Movimiento, único de nuestro colegio, que tiene como norte ser Primeros en la Fe, con la espiritualidad de San Juan Evangelista y que a través de la vida comunitaria fortalece los valores y principios cristianos.

Hoy 150 jóvenes, de séptimo a cuarto año medio y diez asesores, (profesores de los diferentes ciclos del colegio) han acogido esta invitación y dan respuesta al llamado que nos hace Pablo VI en Evangeli Nuntiandi: “Es necesario que los jóvenes bien formados en la fe y arraigados en la oración se conviertan cada vez más en los apóstoles de la juventud”

Esta comunidad busca formar jóvenes apóstoles en base a la espiritualidad de San Juan Evangelista, siendo ellos capaces de evangelizar y liderar integralmente el mundo juvenil; imitando al Padre Hurtado en una labor misionera concreta de hoy para construir el reino de Dios.

Objetivo General
Formar jóvenes apóstoles en base a la espiritualidad de San Juan evangelistas, que anunciando a Jesucristo, sean capaces de evangelizar y liderar integralmente al mundo juvenil; imitando al padre Hurtado en una labor misionera concreta de hoy para construir el reino de Dios.

Objetivos específicos
• Establecer relaciones con personas y situaciones que den conciencia de su identidad cristiana y la pertenencia de una comunidad creyente en Dios.
• Fortalecer el desarrollo de valores católicos, a través, de los espacios y actividades desarrolladas el movimiento.
• Motivar la participación activa en actividades pastorales como herramienta de acción social.

Asesores responsables:

• Pamela Campos Quevedo
• Amanda González Vergara
• Pamela Contreras Muñoz
• Gisella Troncoso Muñoz
• Roxana Dastres Andrade
• Ana Maribel Martínez
• Carlos Jaque Gutiérrez
• Pablo Parada Toro
• Herrol Sandoval Garrido
• Macarena Echegaray Rivera