Sistema de Medición de la Calidad de la Educación - SIMCE

El Simce fue fundado en 1988 con el objetivo de consolidar diversas iniciativas en el ámbito de la evaluación que venían desarrollándose en nuestro país desde los años sesenta. Con su creación, se instaló en el sistema educativo chileno una evaluación externa que se propuso proveer de información relevante para su quehacer a los distintos actores del sistema educativo.

Durante los 90 y 2000, el Simce se posicionó como un instrumento con legitimidad y credibilidad ante la opinión pública y el sistema educativo, facilitando que la atención de padres y apoderados, docentes, directores y elaboradores de política pública se centrara en los aprendizajes. Diversos esfuerzos del Ministerio de Educación lograron que los estándares técnicos del Simce se consolidaran aún más, para convertirlo en un referente nivel regional.

Hoy, en el contexto del Sistema de Aseguramiento de la Calidad, el principal propósito del Simce consiste en contribuir al mejoramiento de la calidad y equidad de la educación, informando sobre los logros de aprendizaje de los estudiantes en diferentes áreas de aprendizaje del currículo nacional. Esto permite que se constituya como el principal insumo de la Ordenación o categoría de desempeño, herramienta que permite evaluar de forma justa los resultados de cada escuela, considerando el contexto escolar y social en el que sus estudiantes aprenden. Además de las pruebas referidas al currículo, también recoge información sobre docentes, estudiantes, padres y apoderados a través de cuestionarios.